Ya estamos otra semana más en Billand con un nuevo artículo para mejorar tu negocio hostelero. Hoy os aconsejaremos sobre los trucos para hacer el menú diario de tu restaurante más atractivo y efectivo.

El menú del día es un concepto hostelero muy arraigado entre los restaurantes españoles por muchos aspectos.

  • Satisfacen a aquellas personas que comen habitualmente fuera de sus casas con comidas a un precio razonable y competitivo (10 euros de media).
  • Los menús del día suelen estar estructurados así: primer plato o entrante, segundo plato o plato principal, postre y bebida. Es decir, ofrece una comida completa.
  • Ofrecen diferentes alternativas para que los comensales compongan el menú a su gusto siguiendo una alimentación saludable y variada.
  • Los menús diarios, al estar los platos cerrados, permiten una operatividad más rápida.

Objetivos de un menú diario

Además de estar características básicas, los menús del día de los restaurantes buscan satisfacer unos objetivos para el propio negocio. El principal es vender más, obtener más beneficios económicos. Un precio asequible del menú permite contar con una mayor clientela y, esto va unido a otro objetivo que es la fidelidad del consumidor. Tomar buenas decisiones sobre tu menú del día también te permitirá tener unas buenas referencias entre tus clientes y, por tanto, darán a conocer tu local. A partir de aquí, la gente acudirá más a tu restaurante y probará otros servicios como la carta o las cenas.

Gracias a estos aspectos, los menús diarios son, por lo general, efectivos para los restaurantes, siempre y cuando se elaboren con criterio y visión de negocio. Los menús del día son el sustento más importante de un establecimiento hostelero, siendo, en la mayoría de restaurantes, el servicio que más ingresos genera en un restaurante.

Claves para hacer un menú del día más efectivo

Para hacer aún más efectivo un menú diario debes seguir estas pautas:

  1. Accesible. Que tenga un precio razonable, que sea atractivo y que satisfaga las necesidades de tu clientela habitual. La elaboración de los platos debe ir dirigida a cumplir estos requisitos.
  2. Saludable. Las comidas deben seguir una alimentación rica, saludable y equilibrada.
  3. Variado. Debe mostrar una variedad de los platos para evitar que los consumidores se aburran de comer siempre lo mismo.
  4. Precio. Debe ser coherente con la calidad del menú, con el nivel del restaurante y con la economía de la clientela.

Claves para hacer más atractivo el menú del día

Una vez analizadas las claves para hacer más efectivo y beneficioso el menú diario de tu restaurante, ahora os traemos las pautas para hacerlo más atractivo al comensal.

  • Cantidad de producto. La cantidad de los platos debe ir acorde con la demanda y las necesidades de los clientes. El tipo de receta que cocines con los productos y el proceso de elaboración también determina los valores nutricionales del menú, algo cada vez más analizado por los consumidores.
  • Calidad y variedad de los productos. Este punto está determinada por el presupuesto y el nivel del proveedor. A partir de aquí, se pueden establecer tres niveles de calidad de los platos:
    • Nivel 3-Calidad Alta (productos frescos de primera categoría y de temporada)
    • Nivel 2-Calidad Media (Mezcla de los anteriores con productos congelados y segunda categoría).
    • Nivel 1-Baja Calidad (Productos congelados y de segunda categoría)
  • Experiencia gustativa. La satisfacción de los clientes a la hora de las comidas depende mucho, obviamente, del sabor de los platos. Los sabores se pueden clasificar en intensos, naturales y novedosos.
  • Presentación. En la presentación del menú hay que tener en cuenta tres puntos: el menaje y los utensilios de cocina que uilizarás, la colocación de la comida en los platos y su propia presentación, y la preparación de la mesa y la calidad del resto de elementos (servilletas, manteles,…).
  • Número de platos y variedad. Por norma general, los menús diarios cuentan unos tres primeros, tres segundos o platos principal y 6-10 opciones de postres. La variedad de los platos depende del cocinero y de la frecuencia de los comensales. Lo ideal es el equilibrio entre los dos aspectos para que los clientes habituales puedan disfrutar de una comida equilibrada y variada todos los días. Así, el menú se estructuraría del siguiente modo:
    • 3-4 primeros de ensalada, pasta, arroz, verdura, legumbre, sopa, cocido, patatas,…
    • 3-4 segundos de carne de mamífero (cerdo, vaca, oveja, conejo,…), pescado, huevos o carne de ave (pollo, pavo, codorniz,…).
    • 6-10 postres caseros, lácteos, fruta, helados o zumos.

En Billand sabemos la importancia de este servicio para los restaurantes. Sabemos también que muchas veces los trabajadores, principal consumidor, no van al local por el poco tiempo del que disponen. Esta es la razón por la que damos la posibilidad a nuestros restaurantes asociados a poner el menú del día en la aplicación, para que los clientes que no suelen ir por falta de tiempo, puedan ir y comer en el local sin prisas.

Esperamos que esta información te haya sido útil. Si quieres los post cada vez que publiquemos, déjanos tu email en el formulario de abajo. Pronto regresaremos con un nuevo artículo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *