Una semana más, Billand te ofrece un nuevo artículo para darte ideas para mejorar tu restaurante. Hoy os hablamos de los ‘foodiesun nuevo tipo de comensal que se está abriendo hueco en el mundo gastronómico. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre ellos y cómo atraerlos hacia tu negocio.

Qué es un foodie

El término foodie (‘comidista’ en castellano) es un concepto acuñado en 1984 por los escritores ingleses Paul Levy, Ann Barr y Mat Sloan, autores del libro The Official Foodie Handbook (‘El manual oficial para los comidistas’), para referirse a una nueva clase de amantes de la gastronomía y la bebida. Los foodies son simples amantes de la buena mesa a los que les fascina la comida y todo lo que le rodea (consumo, origen, preparación, historia, noticias, etc…) por simple gusto. Son unos intelectuales de la comida. En español se denominan ‘comidistas‘, una palabra cuyo origen se encuentra en el blog gastronómico ‘El Comidista‘ creado por Mikel López Iturriaga y aceptada por la Fundéu BBVA.

Los poco expertos en este tema pueden confundirlos con los comensales gourmet o gastrónomos. En ocasiones se utilizan ambos conceptos (foodie y gourmet) como sinónimos, pero definen individuos con gustos diferentes. Los foodies, como hemos comentado, son simples amantes de la comida a los que les encanta conocer todos los secretos de un plato, sin tener en cuenta si están comiendo en un restaurante de lujo o en una food truck. Los gourmet, por su parte, suelen ser profesionales de la hostelería con un paladar muy fino. Por ello, comen la mejor comida en los mejores restaurantes posibles.

Cómo atraer a un foodie a tu restaurante y cómo ganártelo

Como puedes imaginar, los foodies abren un nuevo abanico de posibilidades dentro del mundo de la hostelería. El propietario de un restaurante debe saber atraerlos hacia su local y así obtener mayores beneficios gracias a ellos. Porque, además de comensales, muchos también son influencers de la gastronomía en las redes sociales y participan en foros especializados, por lo que pueden dar mucha visibilidad a tu negocio.

Para llamar la atención de un comidista debes usar el marketing digital. Crea una buena campaña promocial de tu restaurante en sus perfiles de redes sociales o en la web, centrándote en aspectos que pueden gustar a un foodie (origen de un plato exótico, reseñas del negocio, elaboración de una receta, etc).

Una vez atraído debes ganártelo y fidelizarlo. Para conseguirlo, te recomedamos que sigas los siguientes consejos.

  1. Plato principal. Crea un plato que sea la especialidad de la casa. Un plato que te permita ser una referencia de la hostelería, que sea atractivo. Esto provocará que los comidistas acudan hasta tu establecimiento para probarlo. Si aciertas con la comida, comenzarás a ganárterlos.
  2. Relación calidad-precio. Como hemos comentado, los foodies son grandes amantes de la gastronomía y reconocen la calidad de los productos al instante. Por tanto, dales la mejor comida con la mejor presentación y al mejor (y justo) precio. Que los clientes no se sientan engañados en ningún aspecto.
  3. Auténtico y personal. Los platos de tu restaurante deben transmitir sensaciones, ser auténticos, ser genuinos. Envuelve tus recetas con una cuidada presentación, que entren por los ojos al comensal. Y tu restaurante también ganará mucho si tiene una decoración apropiada. Eso a los comidistas les encanta.
  4. Comida especializada. A los comidistas les atraen los platos especializados sin importar de qué tipo sean. Exóticos, tradicionales, italianos, veganos, chinos,… todo les gusta. Por eso, una buena idea para captarlos y fidelizarlos es crear un restaurante de comida especializada, un espacio con bastantes adeptos.
  5. Felicitaciones al chef. Dentro de ese gusto que tienen los foodies por conocer los secretos de un plato se encuentra conocer al autor. Para ellos sería un placer hablar con el cocinero y plantearle cuestiones relacionadas con la comida. Una táctica novedosa que puede aportarte beneficios.
  6. Compromiso con tus ideas. No está de más experimentar con tus platos. Eso los foodies lo sabrán apreciar. Pero pon ciertos límites. Utiliza los productos y las mezclas que hagan especial a tus platos, aunque en ocasiones decidas probar cosas nuevas. Los foodies también lo apreciarán.
  7. Productos exóticos. Si ya de por sí a cualquiera le llama la atención un alimento exótico, a los comidistas aún más. Introduce en tu carta algún plato que contenga un toque poco conocido y que guste al cliente. Eso dará caché a tu restaurante y demostrará tu personalidad culinaria.
  8. Storytelling. Los comidistas acuden a los restaurantes, además de a comer, a vivir nuevas experiencias. Ahí juegan un papel importante los camareros. No solo deben prestar un servicio excelente, sino actuar como «narradores» de la historia del local, de las recetas o de alguna curiosidad del restaurante para conectar con los clientes.
  9. Las nuevas tecnologías. Los dispositivos electrónicos están presentes en todos los ámbitos de la vida. ¿Por qué no incluirlos dentro de la rutina de un restaurante? Introduce alguna tecnología que maraville a los foodies. Por ejemplo, sitúa una tablet en cada mesa con diferentes herramientas: consumo de calorías, cálculo del precio total, calidad de las bebidas y productos, …
  10. Bebidas. Nos estamos centrando en la comida, pero también hay que cuidar las bebidas. Ten diferentes tipos de aguas, de vinos, de cervezas, de licores, de cócteles, de alcoholes, de todo. Y cuanto más extraños, exóticos y únicos sean más valor tendrán para los comidistas, que irán corriendo a probarlos.

Aplicaciones para los comidistas

Hoy en día, los gustos son tan variados que existen aplicaciones especializadas para cualquier aspecto. Por supuesto, hay apps dedicadas exclusivamente para los foddies. Las más valoradas por los usuarios son Urbanspoon (ya desaparecida), Cookpad, Cookbooth, The Food Mirror y Vivino. En todas ellas se pueden encontrar los mejores restaurantes para comidistas, nuevas tendencias gastronómicas, productos exóticos, historia de los establecimientos y los chefs, etc. En definitiva, todo lo que un foodie puede desear.

En Billand sabemos que son un cliente muy importante para los restaurantes por eso la hemos creado pensando en los foodies que no tienen apenas tiempo para comer por el trabajo. Como hemos indicado al principio, un comidista puede ser cualquier trabajador al que le encanta todo lo relacionado con la comida y disfruta viviendo experiencias comiendo. Y, como decimos, sin necesidad de ir al restaurante más caro, exclusivo y prestigioso de Madrid. Les sirve con que en cualquier local típico les sorprendan con algo novedoso y, como hemos comentado, el uso de nueva tecnología puede ser un punto a favor.

Esperamos que esta información te haya sido útil. Si quieres los post cada semana, déjanos tu email en el formulario de abajo. La próxima semana regresamos con un nuevo artículo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *