Una semana más os ofrecemos un nuevo artículo en Billand para informaros y aconsejaros sobre las novedades en el mundo de la hostelería para mejorar tu restaurante. Esta vez vamos a tratar sobre los vales de comida que ofrecen las empresas a sus empleados.

Un ticket restaurante o vale de comida es una prestación que ofrecen las empresas a sus trabajadores y que estos pueden canjear por comidas o alimentos en ciertos restaurantes. Cada vez más entidades prestan estos servicios para que sus empleados puedan comer en locales hosteleros sin gastar su propio sueldo; y cada vez más países lo regulan legalmente, otorgando, en algunos casos, ventajas fiscales a los consumidores y a las propias empresas.

A principios del siglo XX, la empresa francesa Accor (desde 2010, Edenred), líder de servicios prepago para empresas, fue la primera compañía que ofreció a sus trabajadores los vales de comida como servicio -es suya la marca registrada Ticket Restaurant®-. En España, la primera regulación que existe respecto a la comida en el trabajo es el Decreto del 8 de junio de 1938 de la Ley de Comedores, según el cual las empresas habilitaban comedores a los trabajadores que dispusieran de menos de dos horas para comer. Más recientemente, se han aprobado más leyes que han regulado los vales de comida hasta llegar a su legislación actual.

Normas y restricciones

Los tickets restaurante no forman parte del salario que percibe un trabajador, sino son más bien un complemento, una ayuda monetaria denominada retribuciones salariales en especie (similar a las ayudas por transporte). Como comentamos, cada vez más entidades lo utilizan ante la imposibilidad que tienen sus trabajadores de acudir a sus casa a la hora del mediodía. Pero quien los utilice, debe concer sus normas básicas y restricciones.

  • El pago con un vale de comida no debe superar los once euros (anteriormente el máximo establecido eran nueve euros), ya que el precio medio actual de un menú diario en España es de 11,64 euros. El excendete se paga en especie.
  • Está numerado y debe aparecer el nombre de la compañía emisora.
  • No pueden reembolsarse por dinero físico.
  • No son transferibles.
  • No son acumulables (no se puede pagar una comida con varios tickets restaurante).
  • Únicamente se pueden usar los días hábiles (ni fines de semana ni días festivos).

A pesar de estas limitaciones, los trabajadores y los restaurantes suelen incumplir estas restricciones (cesiones entre compañeros, uso en cenas de amigos, canjeo por dinero en efectivo), lo que provocan más beneficios de los que ya tienen de por sí.

Beneficios para los usuarios

El principal beneficio de los tickets restaurante para los empleados es el ahorro económico, puesto que el pago está exento del IRPF hasta los 11 euros diarios. El ahorro fiscal de un trabajador con este servicio es de unos 2.420 euros al año (trabajando 20 días mensuales durante once meses) gracias a la exoneración del IRPF.

Los autónomos también pueden disfrutar de este beneficioso servicio facilitando la gestión y el control de los gastos de comida y con repercusiones fiscales. Para ello, los trabajadores por cuenta propia deben justificar ese gasto con una factura, deben llevar una contabilidad de sus gastos y deben ser objeto de imputación en el ejercicio en que se devenguen.

Beneficios para las empresas

Pero además de los trabajadores, las empresas que ofrecen vales de comida también están recompensadas.

  • El gasto total de un empleado en un restaurante es deducible al 100% en el Impuesto de Sociedades.
  • Elimina los costes administrativos por la gestión de los gastos de comidas.
  • Cumple con la ley al reflejar los gastos en nómina.
  • Mejora la valoración de la empresa por parte del trabajador, lo que repercute en un aumento de la motivación laboral y la productividad.

Situación actual

Los tickets restaurante son un servicio con unos beneficios innegables que, sin embargo, se encuentran en retroceso. Principalmente desde que el 21 de diciembre de 2013 el entonces ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, incluyó los vales de comidas en la cotización a la Seguridad Social de la que antes estaba exenta. Esta decisión provocó un descenso en la facturación de las tres grandes empresas del sector (Sodexo, Cheque Gourmet y Edenred) del 37% (de 990 millones de euros en 2013 a 619 millones en 2017). Una crisis que propició el auge de otro tipo de iniciativas como la aparición de los restaurantes que ofrecen comida en táperes.

Aún así, los vales de comidas son un servicio muy a tener en cuenta por los negocios hosteleros y que, a pesar de su crisis, siguen contando con muchos adeptos que siempre hacen la misma pregunta en un restauante: «¿aceptáis tickets restaurante?».

Esperamos que esta información te haya sido útil. Si quieres los post cada semana, déjanos tu email en el formulario de abajo. La próxima semana regresamos con un nuevo artículo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *